Acero, Anartxy, Consejos, Materiales

Alergia a las joyas: descubre cómo evitarla

La alergia a las joyas es algo más habitual de lo que nos gustaría. Muchas personas sufren problemas en la piel en contacto con pendientes, anillos, collares o pulseras. En la mayoría de las ocasiones, las reacciones alérgicas se manifiestan como enrojecimiento de la piel, erupciones y picazón. Generalmente son inofensivas pero producen un gran malestar, por lo que se suele dejar de llevar joyas, se renuncia a ellas.

La alergia generalmente se produce tras una exposición reiterada a elementos que contienen níquel. El níquel está presente en la gran mayoría de aleaciones metálicas para la fabricación de joyas, pero también en monturas de gafas, cremalleras, cinturones, teléfonos móviles, monedas y otros elementos cotidianos con los que estamos en contacto día a día. El problema es que cuando la alergia ya se ha manifestado, la piel es cada vez más sensible al níquel por lo que se debe evitar el contacto con éste.
No existe remedio para curar la alergia aunque sí fármacos que reducen la irritación. Por este motivo se bebe usar joyas que no contengan níquel en su composición. Así que si se sufre de ‘alergia a las joyas’ y por recomendación de la prestigiosa Clínica Mayo, se debe usar JOYAS HIPOALERGÉNICAS.
Las joyas hipoalergénicas, se realizan en acero inoxidable sin níquel, el mismo acero utilizado por los médicos en sus operaciones o también utilizado en todo tipo de implantes. Es el llamado ‘acero quirúrgico’. Su baja reactividad es uno de los factores por el que actualmente se utiliza en joyería, pero no es el único motivo: el acero quirúrgico es extremadamente duradero, muy resistente a los agentes externos, es económico y su mantenimiento es sencillo, no necesita prácticamente cuidados.
Para pieles muy sensibles se recomienda el uso de acero quirúrgico en su color original, es decir, en plateado, que es el que tiene una reactividad más baja. Por esa razón es el acero que se utiliza en la primera puesta de pendientes o en los piercings. Las joyas de acero doradas o de color oro rosa llevan baños de oro.

Para pieles muy sensibles se recomienda el uso de acero quirúrgico en su color original, es decir, en plateado, que es el que tiene una reactividad más baja. Por esa razón es el acero que se utiliza en la primera puesta de pendientes o en los piercings. Las joyas de acero doradas o de color oro rosa llevan baños de oro.
Si tienes alergia a los metales pero no quieres renunciar a llevar joyas, puedes hacerlo con las colecciones de anartxy. La mayoría de nuestras piezas se fabrican en acero quirúrgico de gran calidad y sus baños son siempre en oro de 18k. Descubre en anartxy.com todas nuestras colecciones en acero hipoalergénico y ‘vuelve’ disfrutar de la belleza de las joyas sobre tu piel.
Artículo anterior Artículo siguiente

También puede interesarte