Acero, Anartxy, Materiales

Baño de oro

Como ya sabéis, la mayoría de las joyas anartxy están fabricadas en acero quirúrgico 316L, el acero hipoalergénico utilizado en la industria farmacéutica. La joyería en acero es mucho más accesible que la realizada con otros metales como el oro o la plata, y además no necesita apenas mantenimiento, durando mucho más a lo largo del tiempo. Son joyas funcionales y fiables, pensadas para usar en el día a día. Además tienen una gran resistencia a la corrosión y permiten una gran adherencia a los colores.
¿Cómo conseguimos que nuestras piezas tengan el característico color dorado? Pues mediante el bañado en oro, que consiste en cubrir la pieza de una fina capa de oro (que en anartxy suele ser de 18 quilates) mediante procesos químicos o electroquímicos. De esa forma se consigue el mismo acabado que el oro real, pero de una manera mucho más asequible.

Como cuidemos nuestra joyería bañada, es lo que más influirá en el tiempo que nos dure en buen estado. Hay que reducir al máximo el contacto con perfumes, cremas, o cualquier otro producto químico o de limpieza. Este tipo de productos puede alterar el color y disminuir la capa dorada y dejar ver el color real del acero. Lo mismo sucede con el sudor y el roce continuado con otras piezas de joyería o con la ropa, que también puede hacer desaparecer la capa de baño con el tiempo.
En nuestro post ‘Mantenimiento de las joyas de acero’, puedes consultar cómo cuidarlas para que estén siempre resplandecientes.
Aunque los baños más comunes son de oro, también se le puede añadir al baño una aleación de cobre para conseguir el característico color oro rosa o realizar el baño con rodio para las piezas plateadas.
Artículo anterior Artículo siguiente

También puede interesarte