Anartxy, Curiosidades, Materiales

Cierres de pendientes anartxy

Los pendientes son las piezas de joyería más antiguas y las más usadas por las mujeres en todo el mundo. Tanto es así, que en muchos países, las madres agujerean las orejas de sus hijas recién nacidas para que puedan llevar pequeños pendientes.
Los diseños son infinitos, los podemos encontrar grandes, pequeños, de colores, sobrios, sofisticados, de aro, largos, de botón… No hay ningún otro complemento que aporte tanta luz al rostro y alegre la mirada. Pero tan importante como el pendiente en sí mismo, es su tipo de cierre. Los cierres deben ser seguros, para evitar que perdamos el pendiente y a la vez cómodos.

Existen distintos tipos de cierres, algunos muy usados en la actualidad y otros reservados solo a las piezas que tienen más peso o valor.

 

 

Pero, sin lugar a dudas, el cierre más utilizado en la mayoría de pendientes y también en anartxy, es el CIERRE A PRESIÓN.
Son muy fáciles de colocar, resultan muy cómodos y sujetan perfectamente el pendiente a la oreja ajustándose a ésta. El más utilizado es el de mariposa que, al llevar un pequeño surco, encaja perfectamente en el perno o palito y no se resbala.
En anartxy contamos con dos diseños de cierres a presión:
  • El primero se asemeja a los cierres de siempre tipo mariposa, pero se le ha añadido una arandela a modo de base plana para fortalecer el cierre, evitar que se abra y además permite crear más presión sobre la oreja cuando llevamos pendientes grandes o pesados, librándonos de que éste quede descolgado. Es un cierre robusto pero ligero y muy cómodo de llevar.

 

 

  • El segundo es un cierre mucho más pequeño y recubierto de silicona. Es el utilizado en los pequeños pendientes tipo botón, que deben quedar muy pegaditos a la oreja. La silicona permite que el cierre quede siempre fijo y además evita posibles alergias, ya que el metal no toca directamente la piel.

 

Artículo anterior Artículo siguiente

También puede interesarte